Monasterio Santuario de la Santa Faz

Peregrinos de la Misericordia

Año Jubilar 2023-2024

La Reliquia - Historia

Nada nos dicen los evangelios sobre aquella piadosa mujer que, compadecida del sufrimiento de Jesús, le ofreció su velo para que limpiase su rostro ensangrentado, pero una ininterrumpida tradición ha llegado hasta nuestro tiempo, venerando las imágenes de aquel rostro que quedó grabado en las tres dobleces de aquel velo. Una se encuentra en Roma, otra en Jaén y la tercera, que es la que a nosotros nos ocupa, en el Monasterio de la Santa Faz de Alicante.

La comunidad monástica

La Comunidad que desde 2019 se ha convertido en la guarda y custodia de la Santa Faz pertenece a la Orden de Canónigas Regulares Lateranenses de San Agustín.

Se funda la Comunidad de canónigas en Alicante, a petición de la ciudad y el cabildo de San Nicolás, el 18 de julio de 1606 en la Ermita de la Sangre de Cristo con algunas casas circundantes que se encontraban entre las actuales calle Maldonado y plaza Virgen del Remedio. Por donación real, la Comunidad que se encontraba en difícil situación por el estado ruinoso de las edificaciones que constituían su Monasterio, se traslada en 1795  al edificio casi aledaño construido en parte por los jesuitas y que estaba vacante desde su extrañamiento.

Esta sólida construcción dio estabilidad a la Comunidad en los siglos sucesivos. El titular de la ermita que asume la Comunidad al fundar el Monasterio “La Preciosísima Sangre de Cristo” dio origen a la denominación popular con la que se nos conoce en Alicante: “las monjas de la Sangre”, “les monges de la Sang”. 

El 2 de julio de 2019 la Comunidad, en respuesta a la petición del Obispo de la Diócesis Mons. D. Jesús Murgui Soriano, se empieza a hacer cargo de la guarda y custodia de la Santa Faz haciéndonos presentes desde esa fecha y  obteniendo por parte de la Sede apostólica la concesión del traslado de Sede de nuestro Monasterio de la Sangre de Cristo a éste de la Santa Faz el 25 de julio de 2020

El 3 de 0ctubre de 2020 la Cofradía sacramental del Cristo del divino Amor y Virgen de la Soledad  realizó el traslado solemne de la imagen tan querida y venerada a lo largo de los siglos por nuestra Comunidad: la Virgen de la Soledad “la Marinera”.

Colabora con tu donativo

El Monasterio de la Santa Faz agradece cualquier contribución o donativo para garantizar el funcionamiento diario del Monasterio Santuario y la conservación del mismo. Se puede hacer a través de transferencia bancaria o Bizum. 

Es gracias a la generosidad de la gente por lo que se podrá ir enfrentando poco a poco la necesaria restauración de este Monasterio, ya que no contamos con otra fuente de financiación. 

Rezamos por ti

Ante el Rostro de Jesús hay una comunidad contemplativa que constantemente presenta ante la misericordia del Señor a esta humanidad tan necesitada de paz, de luz y salvación, y  también particularmente  a cada uno, pues somos personalmente mirados y amados por Dios.

Puedes escribir tu intención, la leeremos ante Su Faz llevándola a nuestra oración, desde nuestro corazón al Corazón de Dios.